domingo, 27 de octubre de 2013

CAMPANAS DE SOMBRA

Mis queridos lectores, mes de octubre, ya han pasado dos años. Aprovechando que cada vez son más los amigos que se dan cita en este blog, he decidido recuperar "Campanas de sombra", prosa que escribiera una servidora en octubre del 2011 y por la cual siento absoluta debilidad. A diferencia de otros tal vez este trabajo requiera de una introducción. Esta poesía en prosa se inspira en la obra de teatro "Bodas de sangre", de F.G.Lorca, y que el director Carlos Saura llevara al cine. Así, la expresiva bailaora Cristina hoyos y el genial Antonio Gades -magnífico-, bailan una coreografía íntima y espectacular al tiempo. El caso es que este pasaje de la película me llevó a un despliegue de emociones inolvidables y que me llamaron a la escritura. Ver, sentir, y escribir supuso una experiencia maravillosa.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Sirva para reafirmar mi admiración
por el grande F. García Lorca, cómo no.


El pasaje de la película
(ver antes de leer)




&&&&&
Campanas de Sombra
Granada
(Octubre de 2011)
© Setefilla Almenara Jiménez

En este lugar en que la danza sale como rayo fulminante del alma de dos se va a desatar una tragedia. Él una torre de alta sombra. Ella un tallo de arrayán de vivos ojos.
 
El duende que no llega si no ve posibilidad de muerte... (1) El duende…qué oscura promesa.
[Piensa y la mira él]
 
Se sufre la agonía del momento cuando se baila .Y cuántas espadas en las palabras que callo…”.
[Ella piensa y lo mira].
 
El preciso gesto. Estas esculturas que ondulan por la sala ensalzan el lenguaje, la boca perfecta, el oro que se derrama… En el aire ordenado en que se mueven los troncos de armonía, apenas vestidos con la túnica del sentimiento rezan por lo bajito a sus soledades.

 
Tú tienes ¿por qué? niño los ojos
de rabia y de almíbar,
si la noche es lo suficiente negra
soy yo ¿por qué?, una onda de luz
que en ella tintinea.
Ay, hondo pozo de los sueños que eché,
¿es ella tan profunda como tú eres,
en mi costilla tie' que latir tan fuerte
como las viñas que en ti duermen?


Tan sola ella en su soledad, tan solo él en el bodegón doliente. El amor, qué perseverante y qué duras raíces echa a los pies de quien el sueño quita…
Se liberan las primeras voces que atraviesan las auras de las vidrieras. Viento de gargantas al compás. Tacones de polvo. Chiquitito el ruido que rueda y rueda por las arañas en las esquinas.
Entonces una quietud disimulada.“Ayes” comprimidos en los cuellos, en las espaldas de junco erectas, lentamente se desliza el movimiento en el tanteo…Hay un ritmo enjaulado en el cuerpo duro, en el suspiro breve. Ah, pero hablan los brazos como rama de almendro colorida.
Se han juntado los ojos teatrales haciendo galopar ríos de laureles, encendiendo las bocas casamenteras hirvientes de deseo de cuantas veces pensarse. Y así lo cuenta la guitarra añeja, y vieja se retuerce con la cintura rota tocando las cadencias punzadas de un acorde. Embiste mientras se retira. Embiste el instrumento contra los muros de las almas arañando las últimas estancias.
 
Novia que sale galana
En orla de ancha cinta
Viene el novio pidiendo
El oro de sus pestañas
Por el monte de plata abajo
El sayo del amargo
La cara negra la frente seca.
 
Y a la sazón, en una acometida de eterna elegancia española estira el figurín el torso: ''El flamenco es la hoja de azófar que hurga en la sangre'', elevando el mentón a los cielos. Y las manos. Entonces las manos se repliegan esparciendo estelas en el aire, como si dos medusas perfumadas tuvieran de nadar en aguas de pureza.
Qué ella es mariposa indecisa que su querer quiere y él…él que la espera un paso atrás colgando el pecho de un puntal de drama…
Qué él ha visto el lucero ensimismado que en los ojos de ella se baña. Y lo tiene que contemplar así, como se contempla a un lucero desde el campo abierto de Andalucía. Silente y absorto, con casta buena.
Y que ella ha visto una enredadera de rosas azabache en su pelo, y se pregunta si ha sido peinada por un rompeolas de noches sin luna. (2)
¡Ay, cuánta agonía aura alta de los ventanales...!. Los mártires sobre el cuadro desplomando el peso entero, mártires ellos aprietan los labios y abren las manos como palmeras.
Y de pensar que han sido mis aguas las que arrastran tus arenas, y verte aquí, corona de sombras, huyendo a este bosque de oscura ralea que va a endurecer la miel que en tu pecho llevas, maldita sea yo...
--¡Calla y no digas! Aquí estamos. No sabes tú, que yo tengo una campana en la boca que cuando tú la besas trona con relámpagos que se escuchan en todos los cerros, y que pone una guirnalda de azahar en cada uno.
¡Vámonos que ya se oyen los caballos cerca!
En una comunión de chispas se tocan las pieles febriles, se rozan y tiemblan los bailarines. Y se levanta una hoguera como se levantara una cobra. En llanto rojo crepitan los troncos entre las llamas, puñado de romero quemado que da un sentido único a la sala, un olor amargo, un color oscuro. Tan trágica como es la cara del cariño no cumplido.
Y se escuchan voces de espino.
Ay, qué equilibrio es éste que no me basta para sostenerme, ¡madre qué oscuridad por el amor de Dios! Niño, en tus muslos de cera estoy yo viviendo.
A un olivo seco estoy acarreando agua, mujer, en tus pechos de oro perdido. Trenzando yerbas amargas vivo yo.
 
(Silencio)
 
Y en tanto los cuerpos en la danza como agua…Y el ramo verde de la novia blanca que no cesa…Como puños de furia arremeten los zapatos haciendo sangrar las astillas del suelo…Y son cuatro potros desbocados que se clavan en las llagas de cada uno, en los pies, en las venas… Y en tanto los cuerpos en la danza como agua…Y el ramo verde de la novia blanca que no cesa…
 
Despierte la novia despierte
Qué despierte la novia despierte
La mañana de la boda
La mañana de la boda
La mañana de…

Notas de la autora
(1).- Expresión de F G Lorca [Teoría y juego del duende]
(2).- Gracias Esteban.
( ).-Los últimos versos son parte de la obra “Bodas de sangre”.


Setefilla Almenara Jiménez


Mejor con tu opinión, gracias.

8 comentarios:

  1. Mi enhorabuena por el aniversario, creo que nuestros niños/blogs son de idéntica generación.

    Además, también estaba pensando en recuperar antiguallas. Desde luego, con tu calidad literaria da gusto recordarlas.

    El tête à tête prosa/poema le da un toque muy femenino y audaz. Siempre un
    placer leerte amiga. Un abrazo, Anna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anna, este blog nació en junio de 2011. Es "Campanas de sombra" la que cumple dos años en este mes. Déjame felicitarte yo a ti por el segundo aniversario de tu pupilo, como no te lo dije allí, lo hago aquí :-D
      Por cierto, te dejé un comentario en Asylum y se ve que no se registró. Bueno guapa, una alegría que te gustara este trabajo, gracias por venir y dejar un comentario.
      Un besote.
      Sete

      Eliminar
  2. Felicidades por el aniversario! Y luego: Has logrado un post estupendo, Sete. Ya con la pieza que escogiste "Bodas de Sangre", más Gades y luego tu pluma, me siento gratamente conmovida, mujer! Es notable la forma en que te expresas. Muy, pero muy bueno! Te dejo un abrazo cordial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Bee, muchas gracias, me satisface enormemente que te gustara tanto!
      Un abrazo.
      Sete

      Eliminar
  3. Muchas felicidades por esos años de bloguera y por este canto a la libertad de Federico Garcia Lorca.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  4. Hola Fus, muchas gracias, aquí seguimos dándole al lápiz.
    Un abrazo.
    Setefilla

    ResponderEliminar
  5. UNA PROSA QUE ME INSPIRA MUCHAS NOSTALGIAS, TRITEZAS...
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar