domingo, 16 de marzo de 2014

PANTALÓN NEGRO CAMISA BLANCA



PANTALÓN NEGRO CAMISA BLANCA ©
(Bailar no quiero)




Estos barcos oscuros que me carcomen.
Mi espíritu pequeño en la corteza
hincados en el espíritu los mohos
hincados en el espíritu
 (y se me apagan los ojos)


Cuelga del palo mayor la vista cansada.
Raídas mis miradas
(y silencio)

Yo.
A bordo yo.
Frente a la mar gris turbulencia salada,
(desganas)
y avanzo.


¿Quién quiere una vela blanca?
El vaivén no me calma
La mar. Está negra la mar
no azabache, negra.
Negra bajo la bóveda negra
cuando se me gira la cara hacia la proa.
Se estira un violín sobre cubierta.
Toca un violín una gaviota
(pantalón negro camisa blanca).
¿Qué insulsa música es esa?
¿Qué músico alado…?
En la proa arremete contra el acero
la primera nota de mi abandono.
Se retuerce.
La dejo hacer entre las garras.
La dejo hacer
(desganas)

Dentro de esta carne hoy
hoy metida aquí dentro
palpo el corazón
y no lo encuentro.
Y este viento a estribor…
Este viento de menta que no calla.
Me araña las manos.
Pone ácido en mi espalda.
En el duro horizonte
lloverán sobre mi cabeza
las nubes aquellas que me detestan.

Y sigue este violín.
¿Cómo hacerlo callar...?
Me hace negar con la cabeza.
El cuerpo.
¡Detente pájaro estúpido!
¡Gaviota a volar!

No quiero bailar
No quiero…
(Y retrocedo)


 
Setefilla Almenara Jiménez
 
 
 

Mejor con tu opinión, gracias.
 
Foto extraída de la red.
 
 

20 comentarios:

  1. Y sigue este violín…
    ¿Cómo hacerlo callar...?
    Me hace negar con la cabeza.
    El cuerpo.
    ¡Detente pájaro estúpido!
    ¡Gaviota a volar!

    …No quiero bailar
    No quiero…
    (Y retrocedo)

    Siempre es un grato placer pasarme por esta casa a leer..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tengas un buen día, Antonio, muchas gracias por acercarte a este desvarío.
      Fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Qué gusto leerte, Sete. Más allá de tu talento, tienes esa "manera" de contar (en prosa o en verso) y de comunicar que hace que quien te lee no pueda quedar indiferente ante tu escrito. Tantas veces me he sentido así:
    "En la proa arremete contra el acero
    la primera nota de mi abandono.
    Se retuerce.
    La dejo hacer entre las garras.
    La dejo hacer
    (desganas)"
    Cuando NADA queda. NADA.
    Gracias, yo no hubiese podido decirlo mejor.
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para quienes escribimos, la indiferencia del lector es una pesadilla. Gracias por sentir, amiga.
      Un fuerte abrazo, Bee.
      Sete.

      Eliminar
  3. Hola, Sete. No sé si te he comentado alguna vez que no se me da muy bien comentar la poesía. Son imágenes tan íntimas que me cuesta entrar en el alma de los poetas. Sin embargo, sí sé apreciar cuando un poema es bello y sus palabras (aunque tú no quieras bailar) danzan ante mis ojos armoniosamente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo, Marta. Hay personas que visitan este blog con mucha frecuencia, y que no dejan comentarios, supongo que les ocurrirá lo mismo que a ti. Lo respeto, aunque lo que yo deseo es conocer la impresión de quienes me leen.
      Agradezco mucho tu generosidad.
      Un fuerte abrazo, amiga.
      Sete

      Eliminar
  4. Excelente!! Me ha atrapado desde el primer verso. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por dejarte llevar por estas letras, Alfredo.
      Un abrazo de vuelta.
      Setefilla.

      Eliminar
  5. Un delicado alegato a la música y a la libertad... que se hace poesía,
    Palpar el corazón... quizá la metáfora que más ornamenta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sir, decirte que celebro el nuevo sentido que has dado al escrito. Lo considero un regalo que me haces como lector.
      Un saludo cordial.
      Setefilla

      Eliminar
  6. Creo que te lo dije más de una vez, soy de la prosa, soy 'prosaico', la poesía no me llega como me gustaría, reconozco que es una carencia mía. Comoquiera que sea, leyéndola se nota que son versos bien forjados.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  7. Cuando hablamos de representar la belleza estética y los sentimientos mediante el uso de las palabras, estamos hablando de poesía en su concepto más ortodoxo.
    ¿Pueden ser bellos y estéticos el hastío, la desilusión o la desgana? Sin duda, es trabajo del poeta escarbar en esos conceptos hasta descubrir la forma de presentarlos al lector de forma hermosa y lírica, como tú has conseguido hacer en este poema. Por ello, recibe mi felicitación. Buen trabajo.
    Besos ilusionados.
    Esteban.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esteban;

      ''Los poetas utilizamos el idioma como si fuera un instrumento musical, una guitarra, un piano, haciendo que las palabras suenen como teclas o cuerdas afinadas, para componer una melodía, un todo de voz, una explicación personal y convincente de las travesuras del mundo''.

      Luis García Montero/Lecciones de poesía para niños inquietos.

      Tu comentario me llena de Ilusión y de Ganas, también esta vez. Un abrazo.
      Sete

      Eliminar
  8. MAGISTRALES TUS METÁFORAS... CON UN DESGARRO DE DESESPERANZAS.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué satisfacción, amigo, que te llegara este canto dolorido.
      Un abrazo agradecido.
      Sete

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Jordim, el poema y la bloguera, te dan la bienvenida.
      Un saludo.
      Sete.

      Eliminar