sábado, 28 de diciembre de 2013

CARTA A UN HÉROE

A Juan Carlos


Estaba pensando qué es lo que entiende la RAE por el término admirar; «Sentir una gran consideración o estima por alguien o algo extraordinario» —Indica como una de sus definiciones—.Y también estaba pensando que cuando se quiere a alguien se hace por diferentes causas. Digamos que son diversos aspectos de su personalidad los que impactan sobre uno haciéndolo conmoverse.
Admiración. Siento una gran admiración por ti. Eres una persona dotada con una enorme, extraordinaria diría yo, capacidad para esforzarse. Me pregunto en que momento de tu vida asumiste, interiorizaste, que el sacrificio no había de tomarse como algo a lo que recurrir en determinados momentos, momentos cruciales. Más bien había de llevarse a un costado, como una alforja de víveres imprescindible.
«Yo quiero ser futbolista. Yo amo el fútbol. Representa lo más pasional que hay en mi vida. Sí, papá, mamá, yo lo que quiero hacer es atrapar balones bajo los palos». No sumabas más de catorce o quince años, pero tú al decirlo mirabas al frente con decisión.
Ha sido duro. Hacer de un deporte tu profesión y querer alcanzar, ambicionar la élite, no es fácil. Había en ti cualidades innatas que eran propicias para jugar al fútbol, con ello parte del trabajo estaba hecho, pero éso no bastaba y tú lo sabías. Había que entrenarse al cien por cien cada vez, sabías que solo esforzándote al máximo ganarías la confianza de tu entrenador. «Yo entreno para mí mismo», repetías, «de ese modo llegarán los frutos, llegarán». Y llegaban, porque tú competías contigo mismo, te afanabas por superarte, dar más de ti. Has conseguido grandes logros.
Pero esas grandes cosas a menudo no eran viables, la suerte no siempre estaba a tu favor a pesar del tesón y las ganas, no estaba. En ocasiones hubo lesiones de importancia y otras veces la titularidad no fue para ti, pero en esos momentos de frustración nunca se te vio destruido. «Trabajaré más y llegarán los frutos», alegabas, y seguías forzando tu máquina hasta la extenuación.Un sudor que no era en vano. Entrenadores, compañeros de vestuario, afición y prensa, así lo entendían y por ello has sido muy querido por todos ellos.
De los porteros de fútbol se dice que están un poco locos. Tú has sido un loco, sí, he presenciado muchas de tus locuras, pero te has sentido tan vivo. Como aquella vez que durante un partido importante te fracturaste un dedo del pie y denegaste el cambio, «este partido hay que sacarlo adelante, no puedo abandonar ahora, Mister».
Durante muchos años has afrontado tu trayectoria deportiva con la entrega máxima, absorbiendo conocimientos de los grandes profesionales y aconsejando a los menos expertos. El respeto a la profesión, a su entorno, la disciplina y la humildad, suponen los rasgos más indicativos del deportista que has sido, eres. Un grandísimo portero que ha hecho del balompié una profesión muy digna. 
Juan Carlos. Mi héroe de pantalón corto. 

Setefilla Almenara Jiménez//2 de Enero de 2012
Mejor con tu opinión, gracias.

7 comentarios:

  1. Con la capacidad de admirar alimentaste los esfuerzos del protagonista.
    Triunfar forma solamente parte del tema en profundo. Desarrollarse.
    Las pruebas supremas aparecen con los fracasos. Progenitores de grandeza espiritual.
    FELIZ 2014 tengas con todos tus seres queridos. Un abrazo y besos.

    ResponderEliminar
  2. ES DE ADMIRAR TU DEDICATORIA. UN POST EXCELENTEMENTE GESTADO.
    BESOS

    ResponderEliminar
  3. Qué entrañable dedicatoria! En estos tiempos que corren donde la mayoría pretende triunfar pisando cabezas o acudiendo a prácticas desleales, destacar el ESFUERZO es fundamental. "Que la oportunidad te encuentre trabajando", afirman por ahí. Y yo estoy de acuerdo. En la medida que se recupere esa convicción y esa entrega, al camino de la vida será mucho más armonioso y saludable. Me sumo a tu admiración por este héroe de pantalones cortos. Besos para tí, Sete.

    ResponderEliminar
  4. Queridos Carlos, Relthi, Bee, se me ha estropeado el pc así que os escribo desde el móvil, disculpad que no me dirija a vosotros de manera individual. Agradeceros que hayáis empleado vuestro tiempo en leerme y escribirme, y con unos comentarios tan atentos.
    Feliz 2014, amigos.
    Mi abrazo.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es un texto de admirar, feliz inicio de año amiga.

    ResponderEliminar
  6. Ciertamente, las cualidades que acompañan a tu héroe son imprescindibles para triunfar en cualquier profesión, pero como tú muy bien indicas, alcanzar la cúspide depende de múltiples factores. No importa, en todas las categorías del fútbol se puede alcanzar la gloria, y seguro que él la saboreó en muchas ocasiones.

    Buena crónica, Siete, y merecido homenaje para ese deportista honesto.

    Feliz año nuevo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Boris y Esteban, muy agradecida con vuestra presencia.
    Un abrazo doble.
    Setefilla.

    ResponderEliminar